Envío asegurado Gratis en anillos de compromiso

0

Tu carrito está vacío

julio 01, 2019 15 lectura mínima

Cada mes tiene una piedra preciosa que lo representa. Según leyendas e historias que rodean a cada una de estas piedras, cuentan con atributos que transmiten a las personas que las portan.

Aún si no crees en estas leyendas y en la magia que porta cada piedra, descubrir tu piedra del mes es una buena y divertida introducción al mundo de la joyería.

 

Enero - Granate

 

Es la piedra que adornaba los collares de faraones egipcios, ya que la consideraban el símbolo de la vida.

Aunque es mejor conocida por su color rojizo, el granate es una piedra bastante diversa en cuanto a su gama de colores, puede ir desde naranja, a morado, hasta un verde llamativo. Inclusive, existen granates que cambian de color dependiendo de la luz.

Se cree que el granate trae salud, riqueza y felicidad, eliminando sentimientos negativos y proporcionando claridad mental al portador.

En tiempos antiguos, era utilizado por guerreros como un talismán de protección en las batallas. También, los curanderos y sabios, colocaban granates ya que se creía que tenían poderes curativos.

Procura guardarlo cuidadosamente, ya que podría dañarse con piedras más duras, como diamantes o zafiros, y también puede dañar piedras más suaves como ópalos. Por esto, no es recomendable tener un granate en una pieza de uso diario. Es ideal para aretes, broches y dijes.  

Para mantenerlo limpio, es recomendable utilizar un cepillo suave y agua con jabón. Limpiarlo con vapor no es recomendable.

Cortesía de: gia.edu

 

Febrero - Amatista


La piedra de la realeza.

Es la variante púrpura del cuarzo, y sus tonos, que van desde un violeta rosáceo hasta un morado profundo, son simplemente cautivadores.

Los griegos asociaban esta piedra con Dionisio, el dios del vino, y la utilizaban para contrarrestar los efectos embriagantes de la deidad. También se creía que aportaba claridad mental y astucia al portador. 

Las cualidades que se le atribuyen a la amatista son: poder, fuerza interior, estabilidad y astucia. Da Vinci la consideraba una piedra que estimulaba la inteligencia.

Esta piedra es apropiada para su uso diario en anillos u otras piezas de joyería, pero después de un tiempo debe ser pulida de nuevo. 

La piedra puede calentarse para que adquiera un color más profundo, o para eliminar manchas cafés de inclusiones visibles.

Es recomendable limpiar esta piedra con un cepillo suave con poco jabón, o con un limpiador ultrasónico. No es recomendable limpiarla con vapor.

Cortesía de: gia.edu

 

Marzo - Aguamarina y Heliotropo


Las guardianas del bienestar.

Marzo cuenta con dos piedras del mes que, aunque son muy diferentes visualmente, ambas tienen simbolismos y atributos similares, como preservar y mejorar la salud de quien las usa.

Comencemos con la Aguamarina. En la antigüedad, los marineros creían que esta gema calmaba las olas y los mantenía a salvo en sus viajes por el océano. También se cree que esta piedra hace inconquistable y amable al portador, además de agudizar su intelecto.

Regalar aguamarinas en una boda, simbolizan una unión y un amor duradero.

Para limpiar esta piedra, puedes utilizar un cepillo de dientes, agua caliente y un poco de jabón para trastes. Los limpiadores ultrasónicos y de vapor también son buenas opciones, mientras que la piedra no tenga alguna fractura.

Cortesía de: gia.edu

 

El Heliotropo, o piedra de sangre, es una piedra de un color verde oscuro, con manchas vividas rojizas. Su nombre viene del griego antiguo, y significa “girar el Sol”, y se creía que, al colocar esta piedra en agua, el Sol se tornaba rojo. 

Este mineral ha tenido muchas propiedades mágicas a lo largo del tiempo. Algunos creían que aumentaba la fuerza. Otros decían que otorgaba invisibilidad. Pensaban que podía controlar el clima. E incluso, se le atribuye la preservación de la salud y la juventud de la persona que la use.

Es una piedra bastante fácil de limpiar, sólo necesitas agua con jabón y un cepillo suave. Es recomendable envolverla en una tela suave, para evitar rasguños. Procura alejar esta piedra de químicos fuertes y temperaturas extremadamente altas.

Cortesía de: gia.edu

Abril - Diamante


La piedra inquebrantable.

El diamante es la piedra preciosa más dura de todas, más fuerte que cualquier otro objeto de la naturaleza; es tan fuerte, que sólo un diamante puede cortar a otro diamante.

Aunque son más conocidos por ser incoloros, existen diamantes amarillos, rosas, azules, rojos y verdes, aunque, los diamantes de colores son mucho menos accesibles, ya que son difíciles de encontrar, y entre más saturado sea el color, más incrementa su precio.

Antes que se conociera el verdadero proceso de creación de un diamante, se creía que era un trueno hecho piedra, y se le atribuían poderes curativos, como la capacidad de curar enfermedades cerebrales o absorber toxinas de la sangre. También se le atribuye el otorgar fuerza, belleza y felicidad a quién lo use.

Aunque el simbolismo más fuerte que ha tenido el diamante, a lo largo de la historia, es el de un amor eterno. Es por eso que es la piedra preferida para anillos de compromiso.

Debido a la dureza y la resistencia del diamante, es recomendable utilizar un limpiador ultrasónico, un trapo de microfibra, agua caliente, jabón, un cepillo suave, o un limpiador de joyería comercial. También, se recomienda darle mantenimiento a la pieza de joyería cada 6 meses, para mantenerlo reluciente.

Mayo - Esmeralda


El corazón de la primavera.

Durante siglos, su hermoso color verde ha cautivado a la realeza. Fue la piedra preferida de faraones egipcios y emperadores incas. Ni siquiera Cleopatra pudo resistirse a los encantos de esta piedra.

A esta piedra se le atribuye el poder de hacer más inteligente y astuto a la persona que la use. Además, se creía que curaba enfermedades como la malaria y el cólera, además de poder detener el sangrado y eliminar malestares estomacales. 

Está comprobado científicamente que, el color verde de la piedra, reduce el estrés y el cansancio de ojos. Esto lo hace la piedra perfecta para talladores de gemas, ya que pasan horas utilizando lupas y observando detalles minúsculos en piedras preciosas, y pueden descansar la vista mirando una esmeralda.

La esmeralda requiere un cuidado especial. Se recomienda evitar la exposición al calor, a cambios de presión en el aire y a químicos fuertes. La forma más segura de limpiar una esmeralda, es con un cepillo suave y agua caliente con jabón. Nunca utilices un limpiador ultrasónico, ya que puede fracturar la piedra. 

Cortesía de: gia.edu

 

Junio - Perla, Piedra Lunar y Alejandrita


Las personas que nacen en junio, tienen la suerte de contar con 3 piedras del mes. Esto les da una amplia selección de hermosas piedras entre las cuales elegir.

Comencemos con la Perla.

Es la única gema que se crea dentro de un ser vivo. Los moluscos producen perlas, gracias a carbonato de calcio que queda atrapado en la concha del animal.

Son las únicas piedras preciosas que no requieren ser pulidas para revelar su brillo natural.

En la antigüedad, en medio oriente, se creía que las perlas eran lágrimas caídas del cielo, y los chinos decían que sólo se podían obtener del cerebro de un dragón.

A esta piedra se le atribuyen la pureza, la inocencia y la humildad. Y se creía que aliviaba las hemorragias y la indigestión. También, durante el siglo XIX se utilizaba el polvo de perla para tratar la depresión, nerviosismo, y problemas ópticos.

El cuidado que hay que darle a unaPerla es bastante especial, ya que es una piedra muy suave y tiende a dañarse fácilmente. Es recomendable separarlas de otras piezas de joyería para que no se rallen. No las guardes en bolsas de plástico, ya que el plástico segrega una substancia que puede dañar la superficie de la piedra. Aplica cualquier perfume o cosmético antes de utilizar las perlas. Aléjalas de químicos, son tan suaves que incluso el vinagre llega a desintegrarlas. Lo mejor es utilizar un pedazo de tela suave, húmedo, para limpiarlas, de preferencia después de cada uso.

Cortesía de: gia.edu

 

La Piedra Lunar (Moonstone) es bastante reconocida por su lustre, y por el juego de colores que emite, que es similar al reflejo de la luna sobre el agua.

A través del tiempo, esta piedra tuvo una gran relación con la mitología. Los griegos la asociaban con deidades lunares. Los hindúes creían que eran rayos lunares solidificados. Y muchos siempre la han relacionado con el amor, la pasión, la fertilidad y la suerte.

No es una piedra muy dura, por lo que se recomienda alejarla de altas temperaturas. Para limpiarla, es recomendable usar agua tibia con jabón, y un cepillo suave. No debe usarse un limpiador ultrasónico, ya que puede quebrar la piedra.

Cortesía de: gia.edu

 

Por último, tenemos a la Alejandrita, una hermosa gema que cambia de color dependiendo de la luz bajo la que se encuentre

La piedra tiene este nombre en honor a Alejandro II, el heredero aparente al trono de Rusia en el siglo XIX, mismo tiempo en que fue descubierta la piedra. Ganó popularidad en este país, ya que su color se asemejaba a los colores militares de la Rusia Imperial.

Su rareza la hace una de las piedras con mayor valor en el planeta.

Su dureza la hacen una gema perfecta para uso diario. Lo recomendable es limpiarla en agua caliente con jabón, aunque también es seguro usar un limpiador ultrasónico o un limpiador a vapor.

Cortesía de: gia.edu

 

Julio - Rubí


El rey de las gemas preciosas.

En tiempos antiguos, la cultura india asociaba esta piedra con la sangre, la vida, el poder y la energía. También se creía que podía predecir la mala fortuna o el peligro. Los guerreros utilizaban estas piedras, ya que los hacía invencibles en la batalla. Algunos creían que ofrecer rubíes a diosa Krishna haría que fueran reencarnados en emperadores. 

A esta piedra se le atribuye el dotar de salud, sabiduría, riqueza y amor a quien la use. Y debido a su color y su simbolismo, se considera la gema perfecta para un matrimonio.

Tiene una dureza que sólo es superada por el diamante; esto, combinado con su rareza, la hacen una de las piedras de mayor valor en el mundo. 

Para mantenimiento, se recomienda limpiarla con agua tibia, jabón y un cepillo suave. También es seguro utilizar un limpiador ultrasónico o uno a vapor.

Cortesía de: gia.edu

 

Agosto - Peridoto, Sardonia y Espinela


Agosto, al igual que junio y diciembre, es otro de los meses que cuenta con tres piedras del mes.

Comencemos con la Sardonia. Esta es la piedra original del mes de agosto. 

Era bastante popular en Roma, ya que la utilizaban para hacer anillos de sello, ya que la cera no se pega a la piedra. Además, los guerreros romanos utilizaban anillos de Sardonia, con la imagen del dios Marte tallada en la gema, como un símbolo de protección. 

A esta piedra se le asocia con la valentía, la felicidad y la estabilidad entre compañeros. Además, los oradores del pueblo la utilizaban ya que se creía que otorgaba claridad en la comunicación.

Debe tratarse cuidadosamente, especialmente si está colocada en un anillo. Para limpiarla es recomendable utilizar un cepillo suave, agua y jabón. Los limpiadores ultrasónicos o de vapor pueden utilizarse con mucho cuidado.

Cortesía de: gia.edu

 

El Peridoto es famoso por sus tonalidades verdes y amarillas. Es muy fácil que se confunda con el topacio y la esmeralda.

Es una gema que se forma dentro del manto de la Tierra y es traído a la superficie a través de volcanes. Aunque también se ha encontrado dentro de meteoritos.

A lo largo de la historia, se le ha dado el uso de piedra de protección, ya que se cree que aleja a los espíritus malignos. Los egipcios la llamaron “la piedra del sol” y se cree que escuda a quien lo usa de los terrores de la noche.

No se recomienda darle un uso diario, ya que es una gema muy suave. Es importante limpiarlo delicadamente con agua tibia, poco jabón y un cepillo suave. Nunca utilices un limpiador ultrasónico o un limpiador de vapor, ya que podría dañar seriamente la piedra.

Cortesía de: gia.edu

 

Por último, tenemos a la Espinela, una gema con una gran variedad de colores, que van desde un rojo intenso, hasta un azul verdoso.

Al igual que el peridoto, es una piedra que, comunmente, se confunde con otras. En este caso, la piedra con la que más se confunde, es con el rubí. De hecho, varios de los rubíes más famosos de la historia, después de ser examinados arduamente, han resultado ser espinelas rojas.

Se cree que esta piedra es un remedio para la pérdida de sangre, enfermedades inflamatorias y el enojo. Además, trae armonía a quien la usa.

En cuanto al cuidado de esta gema, los limpiadores ultrasónicos y de vapor son recomendables, siempre y cuando la espinela no tenga alguna fractura. Pero es mejor utilizar agua tibia con jabón. Evita exponerla a altas temperaturas, luz fuerte, o a químicos.

Cortesía de: gia.edu

 

Septiembre - Zafiro


La piedra del alma.

Aunque es mayormente conocido por su color azul, el zafiro tiene una gama de colores bastante variada. Puedes encontrar un zafiro de cualquier color, excepto rojo.

En la antigüedad, los persas creían que, la razón por la cual el cielo es azul, es porque está dentro de un zafiro gigantesco. La élite romana utilizaba estas piedras en sus vestimentas, ya que los protegía de cualquier daño o envidia. En la edad media, se creía que era un antídoto para el veneno.

A esta gema se le atribuye la sinceridad, la fidelidad, la lealtad y la integridad.

El Zafiro es bastante duro y, al igual que un rubí, sólo es superada por el diamante. Esto la hace ideal para uso diario.

Es recomendable utilizar agua tibia con jabón para limpiar un zafiro. Los limpiadores ultrasónicos o de vapor son buenas opciones, siempre y cuando el zafiro no haya recibido un tratamiento anterior. En caso que sí haya tenido algún tipo de tratamiento, es bueno utilizar un trapo húmedo.

Octubre - Ópalo y Turmalina


Las potencializadoras de la expresión artística.

Octubre cuenta con dos coloridas opciones de piedra del mes. Ambas están relacionadas con el ámbito artístico, y han sido inspiración para muchos artistas por el juego de color que poseen ambas gemas. 

El Ópalo, fue la primera piedra asignada a este mes. Su nombre viene del griego “opallios” que significa “ver un cambio de color”. Es un nombre bastante apropiado ya que, el valor de esta piedra, viene de su fascinante juego de color, un fenómeno óptico que hacen que esta piedra parezca un caleidoscopio capaz de simular cualquier color. Muchos escritores han comparado este efecto, con galaxias y fuegos artificiales.

Las leyendas arábigas decían que los ópalos caían del cielo en truenos, y el trueno se quedaba guardado en la gema. Los griegos, creían que esta piedra les brindaba el don de la profecía. Y los australianos, decían que nos ópalos eran dejados por el paso de Dios, después de viajar a la Tierra en un arcoíris. También, gracias a sus colores, se creía que poseía todos los poderes de las otras piedras de color.

Comúnmente, se le asocia con la pureza, la esperanza y la verdad.

La mejor forma de limpiar un Ópalo, es con agua tibia y jabón, ya que cualquier otra forma podría dañar la piedra. La exposición a grandes temperaturas o los cambios repentinos de temperatura, podrían llegar a fracturar la gema.

Cortesía de: gia.edu

 

La Turmalina es la segunda piedra del mes de octubre. 

Es famosa por tener diferentes mezclas de colores, y una gran variedad de tonos. Es por esto que se le asocia con el poder de brindar inspiración a la expresión artística.  Esto también ha hecho que, a través de la historia, sea confundida con otras piedras de color como la esmeralda y el rubí.   

Se cree que cada color de la turmalina tiene diferentes propiedades. La turmalina rosa se asocia con el amor y la compasión. La turmalina verde brinda valentía, fuerza y resistencia. Y la turmalina negra trae confianza y seguridad propia a quien lo usa. Esta última, también era utilizada como talismán de protección contra energías negativas. Y hoy, se cree que puede repeler radiación, toxinas y malos pensamientos.

Esta colorida gema, también es reconocida ya que puede ser cargada eléctricamente con calor o presión. Una vez cargada, se convierte en una especie de magneto que atrae o repele el polvo.

La Turmalina es bastante resistente, por lo tanto, se le puede dar un uso diario. Puede ser dañada por el calor. Es recomendable utilizar un cepillo suave, agua tibia y jabón para limpiarla. Pero el uso de limpiadores ultrasónicos o de vapor no es recomendable. 

Cortesía de: gia.edu

 

Noviembre - Citrino y Topacio


Las portadoras de calor.

Noviembre cuenta con dos gemas, ambas son asociadas con la fortuna, la tranquilidad y el calor.

Aunque el topacio tenga una gran variedad de colores, es más famosa por sus tonalidades amarillas, lo cual hace que ambas piedras sean confundidas entre sí. 

Las dos son bastante abundantes y accesibles, por lo que es fácil encontrarlas a un buen precio.

El Topacio viene con una gran paleta de colores, puede ser incoloro, amarillo, naranja, rosa, café, rojo o azul; aunque la mayoría de los topacios azules son topacios incoloros a los que se les ha dado un tratamiento de color.

El tipo de topacio más valioso es el Topacio Imperial, que tiene un tono anaranjado y sombras rosas que lo decoran.

En la India se creía que utilizar un topacio arriba del corazón asegura una larga vida, la inteligencia y la belleza. Los griegos lo usaban como un talismán que les brindaba fuerza. En áfrica se trataba como una piedra sagrada, y se utilizaba en rituales de sanación.

No es una piedra muy dura, por lo que requiere un cuidado especial para evitar quebraduras. Lo mejor es limpiarla con agua tibia y jabón. No se deben utilizar limpiadores ultrasónicos o de vapor para limpiarla, ya que los cambios repentinos de temperatura pueden hacer que se quiebre internamente. La larga exposición al calor y al Sol puede decolorar los topacios amarillos y cafés.

Cortesía de: gia.edu

 

El Citrino, al igual que la amatista, es una variante del cuarzo, que viene en tonalidades amarillas, naranjas y cafés. Su color es la razón por la cual siempre se ha confundido con el topacio a lo largo de la historia.

Era una piedra popular entre los pontífices romanos, quienes adornaban sus anillos con citrinos o amatistas de gran tamaño. También, los griegos utilizaban esta gema para tallar imágenes sobre de ella.

Al Citrino se le atribuye el poder de traer calma y tranquilidad al portador, además de hacer que sus deseos sean manifestados.

Es una piedra bastante dura, por lo que puede utilizarse con cotidianidad. Se puede limpiar utilizando agua tibia con jabón, o usando un limpiador ultrasónico. Los limpiadores de vapor no son recomendables, ya que la temperatura podría llegar a fracturar la piedra.

Cortesía de: gia.edu

 

Diciembre - Turquesa, Tanzanita y Zircón

 

El último mes del año cuenta con tres piedras a elegir. Las tres se caracterizan por sus tonos azules y verdes, aunque el zircón tiene una gama variada de colores.

Comencemos con la Turquesa. Famosa por ser una piedra opaca, con reconocidos tonos entre azul y verde. 

Los egipcios antiguos creaban complicadas piezas de joyería con esta piedra, tallandola para darle la forma de un escarabajo que después colocarían en collares o anillos de oro. De hecho, la máscara mortuoria del faraón Tutankamón contaba con numerosos adornos de turquesa. 

Para los persas, la turquesa representaba el cielo, así que adornaban los domos de sus palacios con esta piedra, lo que inspiró a otras civilizaciones a utilizar turquesas en sus edificaciones. Pero no sólo la utilizaban de esta forma. De hecho, la turquesa era bastante popular en persia. Los guerreros la usaban como adorno en sus dagas y en las riendas de sus caballos, ya que se creía que brindaba protección y hacía que el jinete no se cayera del caballo. También lo utilizaban en su joyería y sus turbantes. La gema fue tan característica de esta civilización, que antes de llamarse “turquesa”, los comerciantes la conocían como “el azul persa”.

Los nativos americanos también le daban un uso importante a esta piedra, adornando sus arcos con ella, ya que creían que mejoraba la puntería del arquero; además, la utilizaban en ceremonias sagradas para comunicarse con los espíritus del cielo. 

Los aztecas usaban la piedra por sus poderes de protección, y lo colocaban en cuchillos, escudos y máscaras ceremoniales.

A esta piedra se le atribuye el brindar salud, protección y fortuna a quien la use. Y se dice que su poder es más fuerte después de una Luna llena.

Es sensible al calor y a algunos químicos que se encuentran en cosméticos y perfumes. Estos llegan a decolorar la piedra. Debe ser limpiada con agua tibia y jabón, nunca con limpiadores ultrasónicos o de vapor.

Cortesía de: gia.edu

 

La Tanzanita, es una piedra que sólo se encuentra en los montes de Tanzania, de ahí viene su nombre. 

Aunque originalmente se le conocía como zoisita. Tiffany & Co. comenzó a promocionar el uso de esta piedra, pero ya que el nombre en inglés sonaba idéntico a la palabra “suicidio”, decidieron nombrarla Tanzanita en honor al país de origen de la gema.

Es reconocida por sus tonos profundos de azul y violeta, y por su belleza, lo cual la hace una piedra bastante preciada.

Es recomendable usarla en eventos especiales. Y, al igual que la turquesa, lo mejor es limpiarla en agua tibia con jabón, y nunca usar un limpiador ultrasónico o de vapor.

Cortesía de: gia.edu

 

Por último, tenemos al Zircón. Comúnmente, se llega a confundir con la zirconia, ya que tienen un nombre bastante similar, sin embargo, el Zircón es una piedra natural, mientras la zirconia es una piedra completamente sintética que se utiliza como un simulante de diamante.

Esta gema viene en una amplia variedad de colores, inclusive, existen zircones incoloros, que por su brillo y destellos de luz, es bastante fácil confundirlo con un diamante. Aunque es más conocida por sus tonos azules; este color es por el que se le relaciona a esta piedra con el mes de Diciembre.

Se dice que el zircón trae un profundo y relajante sueño a quien la use, además de alejar espíritus malignos. También se le atribuyen la prosperidad y la sabiduría.

Si es de color, es probable que haya recibido una especie de tratamiento, por lo que, exponer esta piedra a la luz por largos ratos, podría revertirla a su color original. Las altas temperaturas también pueden afectar su color. Limpiarla con limpiadores ultrasónicos o de vapor no es recomendable. Para limpiar un zircón, utiliza un cepillo suave, agua tibia y jabón.

Cortesía de: gia.edu

 

Ahora ya conoces tu piedra del mes y la historia detrás de ella. ¿Te atrapó su historia? ¿Cuál te gustó más? Todas estas piedras de procedencia ética y sustentable las puedes encontrar en Tutto Terra Jewelry, donde tienes la oportunidad de añadirla a tu propia pieza de joyería personalizada, y darle ese toque especial.

Hasta la próxima :)


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.